Me he reído con este artículo y hago una traducción libre al mismo: cinco excusas para usar Twitter en el trabajo:

  1. Deja guardada una búsqueda de tu marca en Twitter Search de fondo. Cuando tu jefe te pillle tuiteando, muéstrale únicamente la parte de búsqueda y lo que opinan los usuarios de la marca… esto podría servir de excusa varias veces.
  2. Otra parecida es utilizar Twitter para saber más de tu mayor competidor, dejándolo de fondo. Y también sirve de excusa varias veces.
  3. Otra idea es la de la excusa de dar soporte a clientes a través de Twitter. Sería la excusa perfecta para explicarle a tu jefe por qué cada vez que mira tu monitor hay una pantalla de Twitter abierta. Pero si cuela la excusa sin problemas…. lo más probable es que algún día pidan cuentas de los resultados obtenidos.
  4. Como lo más normal es que acabes contactando mediante Twitter con personas de tus mismos gremios profesionales, siempre puedes tener la excusa ante tu jefe que estás haciendo contactos y participando con gente de tu sector para solucionar un problema concreto de la compañía.
  5. Ya que la mayoría de jefes no entienden Twitter, y no saben cómo se usa exactamente para potenciar la marca de la empresa, tienes una excusa muy buena para emplear bastante tiempo en Twitter sin necesidad precisamente de cumplir con lo anterior por ahora… salvo que tu jefe o alguien cercano entienda de esto, que entonces no cuela.

via: twittown

Categorías: Usos

@javig

Fundador de UniversoSMBlog personal: https://javig.es

2 comentarios

Carlos · 19 octubre 2009 a las 10:57

Yo uso la cuatro!!!!! y tu? jajajajaja!!!! 😉

TreceBits · 21 octubre 2009 a las 14:00

Creo que la cinco cada vez cuela menos, pero muy curioso el post

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.