Vine, innovación paralela a Twitter

Twitter y Facebook son cada vez son más parecidos, desde que los del “me gusta” empezaron a copiar cosas de los de los 140 caracteres, y los de los 140 caracteres empezaron a poner precisamente algo más que esos 140 caracteres en forma de contenido multimedia a los tweets. Siguen siendo diferentes en muchos conceptos, y Twitter, nuestro favorito, crece hoy en día más que Facebook, a la vez que está “quemando” menos a sus usuarios con sus modelos publicitarios más integrados y cada vez mejor segmentados.

Es un excelente momento para la publicación de contenidos multimedia generado por el usuario, y aunque ambas compitieron por hacerse con la que sería un serio competidor para ambos (Instagram), Facebook fue quien se hizo con el premio. Instagram, donde podemos tener nuestra propia comunidad independiente a las de las otras dos redes sociales en las que estoy más activamente, tiene la atención de los usuarios, y unos filtros que Twitter ha plasmado a su manera en su aplicación, tras no poder hacerse con Instagram.

Twitter es consciente que pese a que nos ha ofrecido a los usuarios una forma de subir contenido fotográfico y filtros a su plataforma, está muy lejos de la capacidad de atención, conversación, etc. que trae Instagram y que ahora está en manos de los del “caralibro”.

Como usuarios, llevamos toda la vida tomando fotografías, pero el futuro (presente para muchos) está en la creación de contenido audiovisual. Los smartphones, sus posibilidades, y muchas aplicaciones nos están allanando el camino para que podamos generar contenido audiovisual con un formato cada vez mejor (timelapse, efectos, edición de vídeo, captación de escenas en el momento…) así que la compra de Vine y su lanzamiento por Twitter es una apuesta de futuro, y de innovación.

Lo que choca es que Vine no se ha integrado en la aplicación de Twitter, sino que es un ecosistema diferente, una red social de vídeo diferente. Y aunque tiene la garantía de que Twitter le dejará el acceso para sincronizar usuarios, de momento es una innovación paralela a Twitter, puesto que las cronologías y la gestión de la comunidad de usuarios va paralela a lo que hagamos en Twitter, al igual que Instagram continúa de forma paralela a Facebook.

Pero, ¿qué tiene Vine de innovador? la creación de contenido audiovisual limitado en el tiempo fomenta la creatividad, pero Vine no ha sido pionero en crearlo, atrás quedaron 12seconds.tv por ejemplo, que echó el cierre. Vine llega en mejor momento al mercado, ya que éste está mucho más maduro y tanto los usuarios crean mucho más material audiovisual, como la cantidad de smartphones por metro cuadrado está en un excelente momento. Es decir, que había antes plataformas de este tipo, pero Vine llega justo en un gran momento.

La principal innovación de Vine está en la forma de generación del contenido, donde hay que pulsar la pantalla para que se grabe, y al dejar de pulsar hace un pause… hasta que nos guste la creación. Esto provoca que los 6 segundos de vídeo no sean únicamente una situación determinada captada por la cámara, sino que permite la creación de historias, poder plasmar una receta, hacer bromas, situaciones divertidas, “magia” como llaman ellos en un hashtag… el potencial comunicativo de Vine es muy alto y sólo echo en falta mayores posibilidades de edición para que Vine tenga ese aliciente mágico que tiene Instagram con la fotografía, donde poder expresarse mucho más de lo que diga la foto gracias a ese “algo más” que aporta tanto lo captado como la forma de presentación.

Instagram es un presente, y Vine es una apuesta de futuro que creo va a funcionar bien, de hecho la aplicación ha sido de las más descargadas en ciertas App Store, si bien todavía es pronto para ver si seguirá su funcionamiento. No sería la primera red / app o como queramos llamarlo que tiene mucho uso en un momento dado y luego el interés va bajando (hype) pero desde luego tiene los ingredientes, y tiene un excelente propietario mediante el cual será más complicado que ésto suceda.

En un capítulo de Hawai 5-0, el final se decide en Twitter

No es la primera vez que la televisión recurre a la interacción con el espectador para decidir un final de una serie, pero quizá sí que es la primera vez que aprovechan la inmediatez de Twitter para recurrir a una de sus principales ventajas: la interacción para que decidan en masa lo que van a ver a continuación, y consigan mayor impacto de visionado de una serie de televisión.

Se trata de Hawai Five-0, o mejor dicho, el remake de Hawai 5-0 (serie que es una de las que estoy casi al día) y han grabado tres posibles finales, siendo los espectadores en tiempo real quienes decidirán, de una forma establecida, cuál de los tres finales es el que ponen. Además, para mayor impacto, cada final tiene un culpable del crimen, así que tal y como podríamos haber titulado, el asesino lo deciden los espectadores mediante Twitter.

Este impacto será positivo para la audiencia, y también para otro de los (creo yo) ingresos que tiene la serie: lo que pague Hawai por su promoción turística a los productores o cadena de televisión (en la serie hay muchos planos y escenas de promoción de Hawai tanto culturamente como de promoción de destino turístico de una manera más o menos encubierta).

Como me gusta recordar (añoranza por haber trabajado por ello), las cadenas de televisión siguen sabiendo aprovechar las posibilidades de interacción de Twitter, aunque todavía hay mucho camino por recorrer.

Sería para sobresaliente que la CBS vendiera lo mismo allá donde se emita por primera vez en cada país, y sean los espectadores de cada país los que decidan mediante Twitter qué final se emite, y se incorpore para la posteridad en el país.

Un ejemplo similar lo hicieron en publicidad, y es la marca Mercedes en el Reino Unido con #YOUDRIVE.

Nielsen y Twitter lanzarán medición de audiencias televisión basadas en tweets

Twitter y Nielsen anuncian hoy que próximamente saldrá al mercado el producto Nielsen Twitter TV Rating, o sistema de medición de audiencias de televisión según lo comentado por Twitter.

Si una compañía reputada en el tema de audiencias coge todos los datos de Twitter tras acuerdo directo, tienen los ingredientes de hacer un producto rompedor y que se lleve por delante otros proyectos relacionados existentes, como tuitele.tv .

Siempre que se habla de Twitter y televisión a un servidor le tocan dos temas en los que he trabajado conjuntamente y os he ido mencionando, pero aprovecharé para hacer una confesión que creo no es pública, y es que con tres grupos distintos de personas intenté entre el 2010 y el 2011 llegar con partners para hacer un sistema con una idea similar a tuitele, de hecho tengo en propiedad el dominio tuit.tv para ponerlo ahí, aunque le daré otro uso (se admiten sugerencias o propuestas).

Claro que si ahora llega Nielsen con el 100% de los datos de Twitter, un proyecto tan localizado y que creo le falta muy poco para madurar y ser solicitado por las cadenas de televisión, tiene como futuro generar marca, venderlo o dejar de funcionar, no obstante deseo todo lo mejor para quienes han hecho tuitele.tv .

He leído estudios que indican que un tercio de los usuarios de Twitter lo utilizan para conversar sobre televisión. Lo cierto es que la suma de Twitter y televisión se retroalimenta cada vez mejor. Nunca he confiado en los ratings basados en audímetros, porque su muestra es pequeña y la metodología poco fiable, no obstante los anunciantes, que son los que pagan, le dan su VºBº. Sí que he visto cómo afectaba la aparición de televisión a un cliente concreto, y ahí se podía observar que los datos de rating, en ese caso al menos, estaban justificados, y es que la audiencia social puede llegar a ser un gran reflejo de la audiencia real.

Hace dos años y nueve meses me atreví en la que fue, creo, mi primera charla en público sobre Twitter, a dar posibilidades e ideas de uso de Twitter y televisión y qué queréis que os diga, es un orgullo ver cómo buena parte de esas ideas se están poniendo en la práctica (ver diapositiva 6 en éste post) en lo real. La última que está a punto de ser consagrada es la puesta en éste post, pero todavía hay muchas posibilidades de evolución.

Twitter añade filtros para imágenes/fotos a lo Instagram

Hoy Twitter anuncia lo que era un rumor, y lo que ha provocado que Instagram haya retirado la previsualización de sus imágenes en tweets (y no al contrario, es una decisión de Instagram y no de Twitter): Twitter añade filtros para poder retocar imágenes, al más puro estilo Instagram (o Snapseed, comprada por Google).

A partir de hoy podremos descargar las nuevas versiones de Twitter for iPhone y Twitter for Android que incluirán la posibilidad de pasar primero nuestras fotografías o imágenes por ocho filtros, antes de publicarlas en Twitter Photos. Hasta que podamos verlo (ahora mismo no me sale la app en la App Store), podéis ver el siguiente vídeo:

Hace casi año y medio que Twitter sorprendió y añadió la posibilidad de subir fotografías a los tweets bajo su propio sistema (hasta entonces se podía hacer, pero apoyado de herramientas externas como TwitPic), hay que recordar la polémica que trajo por el poco cuidado de Twitter a quienes han alimentado su ecosistema (terceros desarrolladores de aplicaciones sobre su API). Mientras algunos nos centrábamos en divulgar las maravillas de Twitter, otras redes y aplicaciones han emergido con fuerza.

La decisión de Instagram de retirar la visualización de sus imágenes en Twitter, puede ser engorrosa para los usuarios, pero es lógica. ¿Por qué dejar que se muestren sus imágenes en Twitter, si el posible beneficio económico de esa visualización se lo va a llevar Twitter? hasta ahora le venía ayudarse en Twitter para la difusión, pero tras cortarle los de los 140 caracteres la posibilidad de buscar usuarios en su red para formar la misma comunidad más rápidamente en Instagram, ver que Twitter lanza un sistema parecido al de ellos, y quizá ver que ya su dependencia de Twitter para crecer es menor, han tomado dicha decisión.

 

Twitter ya tiene más de 1100 empleados

Twitter está creciendo muy rápidamente en cuanto a contratación de empleados, y ya supera los 1100 empleados en su plantilla. Atrás quedan cifras como los ocho empleados con los que contaban en Enero del año 2008, o cifras más altas como los 450 aproximados con los que contaba a finales de Marzo de 2011. Twitter está haciendo un gran esfuerzo en contratación, y tratando de adquirir talento. De hecho, según un estudio que recoge Mashable, está entre las empresas tecnológicas que más altos directivos ha contratado.

Igualmente, también hay mucha gente que abandona la empresa, pero pese a todo, la balanza se declina a que cada vez asume más estructura, y es que la evolución de Twitter este año tiene pinta de ser importante, tanto en cuanto a modelo de negocio, como en otras vertientes que se van clarificando y que iremos recogiendo.

En un artículo de Junio, recogimos que Twitter tiene 998 empleados, según su lista Team, hoy en día en dicha lista hay 1140 empleados… eso es un incremento de ¡casi el 14% en dos meses!. Hay otra posible métrica para recogerlos, y es la gente a la que sigue la cuenta @Twitter, donde hay 1190 personas. Viendo dichos perfiles, vemos cosas curiosas, como un 3,2% de ellos sin personalizar el avatar, un 2,7% con cuentas protegidas, etc. En realidad, el uso de Twitter de los empleados de Twitter, y de la propia Twitter como tal daría para otros posts 🙂 .

Conversar en Twitter para lo bueno, y para lo malo

Ya empieza a ser incluso raro la empresa de cierta importancia que no está en Twitter. Pero el término “estar” es muy relativo, ya que todavía hay mucho camino que recorrer: estar se está simplemente creando la cuenta, pero luego se pueden hacer muchas cosas, como publicar contenidos, y sobre todo, conversar, e ir implementando una manera de atender las menciones y peticiones que lleguen.

Muchas de las empresas que están conversan con los usuarios, alucinante, ¿no? pues no, en muchos casos es mero maquillaje,  marketing superficial, y queda mucho por hacer. Y es que todavía muchas cuentas que conversan, sólo lo hacen para lo bueno. Tengo mis ejemplos e iba a hacer un post con ellos hace un par de meses, pero el tiempo se ha echado encima y vemos que no son hechos aislados, precisamente he leído varios posts al respecto:

  • Oscar del Santo con Renfe, Pixmanía e Iberia, son experiencias personales de Oscar con estas empresas y el post es de interesante lectura, en especial por los primeros párrafos donde hay buenos argumentos que comparto de cómo debería ser una atención al cliente. Sólo una de las empresas finalmente resolvió el problema, y fue el post el que provocó esa reacción, no el tweet. Si leemos los comentarios, vemos muchos más ejemplos de personas que han sufrido situaciones similares a las aquí agrupadas.
  • Erasmo López con Pans & Company, el argumentario de Erasmo es válido, pero si falla el punto uno, no funcionan los demás.

He manejado cuentas de varias empresas y siempre, siempre, he buscado un interlocutor en la misma que de solución a estos problemas, y estar pendiente de su solución, siempre que lo pedido sea razonable. No hacerlo es mala praxis, principalmente de la empresa que no atiende, pero quizá quien le gestione las redes sociales esté más preocupado de mostrar el incremento de followers e incluso puede que de interacciones cuando publican cosas que no tiene nada que ver con la marca, que de atender debidamente al cliente de verdad.

Mis ejemplos son, entre otros, conversaciones con dos grandes superficies comerciales, con presencia en varios puntos de España. En el primer caso me quejé de un producto, sin respuesta alguna, ¿lo puse de mala manera? no, sólo advertí que un producto concreto no es digno de su venta, porque lo que dice su envoltorio no es verdad luego. ¿Me perderán como cliente? probablemente. En el segundo caso, puse una fotografía de un error tipográfico en uno de sus establecimientos, y de forma divertida. ¿Qué respuesta hubo? ninguna. ¿Me perderán como cliente? deberían, pero su producto es muy concreto.

Todos deberíamos exigir que si una empresa conversa en Twitter, también responda para lo malo. Muchos casos suceden con empresas denominadas o auto-denominadas “caso de éxito” en redes sociales, increíble. El propósito de este post es reflexionar y abrir los ojos sobre el paripé de la presencia en Twitter de grandes marcas. Sólo por ser una gran marca ya tiene repercusión positiva, números crecientes, respuestas e interacciones, eso no tiene mucho mérito. El reto con una gran marca es canalizar lo primero, y además estar pendiente del cliente de verdad y lidiar con opiniones negativas, quejas, etc. en un cliente fiel. El resto es una ilusión óptica.

Por otro lado, hay que saber trabajar con críticas constructivas, negativas o quejas, es complicado pero con sentido común y buena praxis es posible. En Febrero publicamos un post al respecto, y @LeticiaPolese puso en los comentarios este interesante post sobre cómo tratar con ellas.