Temas etiquetados como: ‘google buzz’

Google Buzz no es un Twitter-killer

10 febrero, 2010

Hoy se ha presentado otro nuevo supuesto Twitter-killer (bautizado así, o de otra forma parecida “rival a Twitter” por prensa y blogs). Se trata de Google Buzz, un sistema de microblogging privado y público de Google, que cuenta con amplias ventajas de partida por ser de Google y sus millones de usuarios. Pero si sigue como está, lo que está es muy lejos de que se le pueda considerar un rival a Twitter, de hecho lo veo más rival para sistemas menos consolidados y más centrados en el microblogging+geolocalización, como por ejemplo Foursquare, o sistemas privados de microblogging como Yammer, o de microblogging como Yahoo Meme.

He preguntado en Twitter desde nuestra cuenta @estwitter qué opinábais de Google Buzz comparándolo con Twitter. Las respuestas han sido:

@artabricus: ¿Que son casi idénticos?

@Ditiky: Twitter es verdaderamente increible.simplemente lo amo

Efectivamente es muy similar a Twitter, como lo es Friendfeed, como lo es también el sistema de estados de Facebook. O al theme P2 para WordPress. De hecho se parece más a estos últimos. Hablamos de sistemas de microblogging, donde se ponen “estados” que llegan a seguidores, y que en lugar de borrarse, se mantienen en el tiempo. Pero en mi opinión no es hoy por hoy un rival a Twitter.

Mi principal argumento es la sólida comunidad que existe en torno a Twitter, unos vínculos muy fuertes que han sufrido mucha carga y peso y que ningún otro sistema ha conseguido hacerle una mínima sombra. La misma comunidad, que soportó y sigue soportando constantes caídas del servicio. Que soporta y seguirá soportando sistemas de microblogging en apariencia mejores (más funcionalidades y mucha agilidad) como por ejemplo Friendfeed, ahora en manos de Facebook. Y la misma comunidad en la que se comparten gran cantidad de enlaces, noticias, sentimientos, pensamientos, ideas….. Lo mejor que aunque Twitter es un pañuelo, cada cual se crea su comunidad como a él le gusta, sigue a quienes quiere, y le siguen quienes quieren (esta función está implementada tal cual en Google Buzz).

En torno a Twitter se han creado gran cantidad de sistemas, servicios, posibilidades de negocios, difusión de marcas, opiniones en tiempo real…. algo que pudiéramos llamar Twitteresfera, y que cualquier supuesto contrincante necesitaría algo del estilo para poder competir con el procursor del microblogging.

Pero además partimos de que Google Buzz, con sus funcionalidades actuales, no tiene siquiera opción a competir con Twitter. Podrá acaparar usuarios (muchos) que hubiera entrado en Twitter pero se conformen con lo que le ofrece Google Buzz. Pero para ser un rival digno de Twitter hace falta un sistema de estados tan abierto como el que ya tiene Twitter, y todo bien publicado en un sitio externo, mezclándose conversaciones, pudiendo jugar con ellas desde una API, herramientas propias de búsqueda, herramientas externas para todo, una enorme comunidad de uso, etc. Será entonces cuando tengamos a un posible rival de Twitter dentro del monstruo de Google.

Existen más inconvenientes de Google Buzz frente a Twitter. Uno importante es que Google Buzz es que permite extenderse tanto como se quiera. Creo que uno de los éxitos de Twitter es precisamente la síntesis, ir al grano, característica que lo hace ser muy rápido de leer, rápido de difundir, impulsivo, muy poco intrusivo…. lo cual le da una agilidad muy alta frente a otras opciones.

Con las prestaciones actuales, Google Buzz no es un Twitter-killer. Ambos coexistirían, probablemente mucha gente se conforme con lo que le ofrece Google y su Buzz para microblogging y contacto con amigos, pero nada más. La mayoría de la gente que saca provecho a Twitter seguiremos con Twitter.

Y mientras tanto Twitter sigue con su expansión, crecimiento y mejorando sus funcionalidades y usos.

A pesar de lo anterior, y más en este sector tan innovador, dentro de unos meses quizá haya que volver a replantearse todo lo anterior, Google es mucho Google y parece que su política se asemeja a una canción de Queen: I want it all.