Twitter ante su salida a bolsa

Twitter salió finalmente ayer a bolsa. El anuncio de su salida empezó con un escueto tweet, una grandeza por otro lado, y desde entonces hemos tenido acceso a información muy interesante que desconocíamos de Twitter, como parte de su composición accionarial, número real de empleados, ingresos, etc.

Realmente me sorprende su salida a bolsa sin haber esperado aún a lanzar a cualquier público su sistema publicitario. Declaré en un Hangout que su sistema publicitario estaba verde, y sigo manteniéndolo, el sistema publicitario de Twitter debería estar más o menos maduro como una versión de Adwords o de Facebook Ads más o menos reciente, pero en contra del sentido común, o los inversores han sabido apreciar lo que aquí cuento, o la enorme popularidad de Twitter hace que incluso estas cosas importantes que le faltan por hacer no sean necesarias, al menos por ahora.

Precisamente por eso, y en contra de lo que opina mi amigo @cavalleto sí que creo que Twitter tiene un gran potencial y que puede ser una buena opción para invertir (nota: yo no juego a bolsa, y mi amigo controla del tema).

La barrera de entrada de la publicidad en Twitter es a fecha de hoy bastante alta (presupuestos a partir de 10.000 euros) con algunas excepciones, por suerte mi amiga Vilma Núñez me dejó trastear y mucho con una cuenta publicitaria e incluso he podido enseñar las opciones de Twitter en formación. Igualmente, dos de mis cuentas de Twitter han recibido invitaciones para participar como anunciantes y probaré en breve. El sistema publicitario se abrirá a cualquier tipo de público a primeros del año que viene, según noticias de primera mano.

Twitter tiene un enorme potencial de crecimiento de ingresos, aunque debe saber jugar sus bazas:

  1. Tiene una enorme publicidad gratuita en los medios de comunicación, entornos de famosos, periodistas, cine, televisión…
  2. Tiene ya un gran uso de palabras-clave en búsquedas, así que potencial para mostrar keywords y anuncios tiene. Lo que le faltan son anunciantes de bajo presupuesto que puedan acceder a ellas, que por ahora ellos mismos están limitando.
  3. Tiene ya un gran despliegue comercial, a lo cual creo que le falla su especialización: son personas que han trabajado en otras compañías de Internet y entienden de negocio online, pero no necesariamente entienden de Twitter, y eso creo que es un error: Twitter por sí mismo tiene una gran especialización frente a otros sistemas, así que el uso de Twitter para una marca puede ir más allá de la mera venta de impactos, CTRs y demás que son las métricas estándar. Los productos publicitarios de Twitter combinados con las propias posibilidades de Twitter como canal pueden ir mucho más allá de lo que me parece que transmite el equipo comercial, consiguiendo con ello mejores resultados frente a las métricas habituales.
  4. Tiene un sistema muy bueno de Twitter Cards preparado para captar directamente leads con un único clic por parte del usuario.
  5. Es la red social con mayor crecimiento.
  6. Tiene mucho que decir en el negocio de la publicidad móvil, más incluso con la reciente compra de MobPub, la mayor red publicitaria para móviles. Esta compra puede tener grandes sinergias y si lo hacen bien, les permitirá crecer de una forma mucho más rápido a la natural.
  7. Está experimentando multitud de formatos y acuerdos, por ejemplo los que tienen con Nielsen y otros anunciantes como forma de dar información útil a las cadenas de televisión.
  8. Tiene un gran potencial de ingresos en la venta del acceso a los tweets (Firehose).
  9. Tiene que saber segmentar mejor los anuncios, algo clave en su sistema publicitario que como me gusta recordar, se basa en la filosofía de “publicidad social”. Vistas las respuestas a muchos anuncios, llegan a público inadecuado que contesta con mención a cada uno de los tweets.
  10. Una vez que el sistema publicitario llegue a cualquier presupuesto, Twitter debería aprovechar canales como eventos de social media para dar a conocer cómo funciona, etc. a los profesionales de Internet que tenemos contacto directo con nuestros clientes, potenciales anunciantes.

Compartimos demasiado en Twitter

Sí, eso es, en Twitter se comparte, pero se comparte demasiado.  Un vistazo normal a las cronologías habituales suponen un cambio a lo que había antes, quizá es problema de lo que sigo en Twitter, pero creo que puede representar algo normal: en Twitter se comparte demasiado.

Compartir es positivo, vemos algo que nos gusta o nos conviene y zas, lo lanzamos a nuestra cronología. La estrategia de contenidos, tanto a nivel particular como a nivel empresa es muy importante, y aunque lleva tiempo, aporta mucho a las cuentas que lo practican.

El problema es que tanto tweet con enlace provoca dos problemas graves:

1) Ya es prácticamente imposible leer todo o destacar, hay demasiados enlaces no ya para leerlos todos sino encima para llamar la atención.

2) El que me preocupa: se está perdiendo la conversación en Twitter, ya no se opina/debate tanto como antes.

Como pequeña guía, aconsejar compartir sólo lo que es especialmente relevante, si no se publica un enlace un día, ¿pasa algo? no, calidad frente a cantidad.

Por mi parte, estoy quitando como seguidores a aquellas personas que parecen que hacen el trabajo de su vida sólo haciendo content curator y sembrar Twitter de enlaces, sin participar. Una cuenta así es una cuenta zombie, y a los zombies los quiero lejos de mi tal vez poco usado, pero sí muy preciado cerebro 😉 .

El nuevo récord de tweets por segundo y cómo lo soporta Twitter

El pasado 3 de Agosto, Twitter tuvo su nuevo récord de tweets por segundo (TPS) con una espectacular cifra de 143.199 tweets en dicho segundo, debido especialmente a un programa de televisión japonés. La cifra media, que ronda los 500 millones de tweets al día, es de 5.700 tweets por segundo, así que el pico fue muy superior (os ahorro el cálculo, es 25 veces más, es decir, que si se mantuviera durante todo un día, se estarían enviando 12.500 millones de tweets al día). El gráfico representa un uso normal de Twitter y el pico de envío de tweets:

Pico Tweets por Segundo Agosto 2013

Tener un pico de 25 veces lo que estás acostumbrado es en ciertos niveles de sistemas de Internet llevadero (por ejemplo el hosting que tenemos en Redcoruna, que con 8 GB de RAM va sobrado de recursos en nuestras necesidades), pero no es tan sencillo en sistemas tan sofisticados y que implican tanto uso constante y consumos como el de Twitter. Recordemos que uno de los problemas de Twitter en el pasado era que no aguantaba su propio crecimiento, provocando jornadas de varias horas con el servicio caído. Atrás quedaron esos problemas, ya que debido a muchos cambios y a desarrollos propios del equipo de Twitter, no sólo lo han conseguido solventar, sino que encima va y nos explican cómo pueden escalar todo con mucha transparencia, algo que les honra, y era digno a destacar.

Este cambio se inició en el año 2010: durante el Mundial de Fútbol de ese año, se alcanzaron récords de TPS, y los ingenieros de Twitter no consiguieron siempre estabilidad balanceando todo lo que se puede en pleno apogeo de tráfico, tras lo cual hicieron una auditoría al sistema y observaron muchos problemas y posibilidades de mejora. El resultado de la auditoría provocó una decisión de rehacer el sistema, y hoy en día lo han conseguido. Y no sólo eso, sino que todo el sistema va mejor y permite a Twitter hacer mejoras que los usuarios vamos viendo sin especial importancia a lo que implica por detrás, como la sincronización de mensajes directos leídos o no entre Twitter web y clientes para móvil, las historias recomendadas, las Twitter Cards, etc.

El post enlazado arriba da todo lujo de detalles técnicos que, pese a que se puede entender bastante bien si te van los sistemas, no quiero reproducir, pero a modo muy de resumen, la conclusión: Twitter ha conseguido tener una estabilidad enorme gracias a dicho rediseño, basado principalmente en la migración de un sistema a otro en cuanto a proceso, otro en base de datos y muchos más cambios internos. Además, gracias a estos cambios ahora equipos de ingeniería de Twitter pueden trabajar de forma independiente al sistema general en darnos nuevas funcionalidades a los usuarios, algo que Twitter aprovechará.

Para terminar, un agradecimiento público (dudo que lo lean, pero ahí queda) al equipo de ingeniería de Twitter tanto por los cambios realizados, como sobre todo por su transparencia en este asunto y en muchos otros, ya que ayudan a entender mejor la escalabilidad de sistemas complejos.

Twitter University: atraer y cuidar del talento

Twitter anunció que lanzaba Twitter University, un proyecto en el cual formar mejor a los ingenieros que tienen dentro de la empresa. Para hacer el proyecto aún mejor, han comprado una startup con la que ya tenían colaborando y que está especializada en formación open-source con ingenieros y tiene muy buenos contactos.

Twitter indica que Twitter University es un proyecto que se basa en varios proyectos de formación internos que ya existían. Gracias a @TwU, los empleados de Twitter tienen la oportunidad de aprender constantemente mejor temas que no son sencillos, como por ejemplo la escalabilidad de la web (ampliar la capacidad constantemente debido al crecimiento de tweets, usos, y usuarios), tema que era el principal problema de Twitter hace unos años.

Además, anuncian que van a liberar parte del contenido que generen para Twitter University, lo mismo que Twitter libera el código fuente de varios de sus desarrollos internos.

Para mí que Twitter University tiene mucho más recorrido que la formación de sus ingenieros que anuncia Twitter, por ejemplo parte del creciente equipo comercial es usuario reciente de Twitter y eso no me cuadra ni me parece positivo para la compañía.

Lo que está claro es que Twitter University forma parte de intentar frenar algo que sufren muchas empresas tecnológicas potentes (quizá por la forma de contratación existente en Estados Unidos), y es la rotación de ingenieros y directivos entre ellas. Dándoles formación e implicándoles más en el proyecto, los tendrán más tiempo en la compañía.

Al meter la pata en un tweet y surgir una crisis, ¿conviene borrarlo?

Ayer sucedió el enésimo caso de un famoso o político metiendo la pata en Twitter con un comentario muy desafortunado. Nosotros mismos podemos vernos envueltos en nuestra cuenta personal, o en cuentas que gestionemos, en algo que tiene una repercusión negativa por diferentes motivos (comentario desafortunado, malentendido, metedura de pata, un tweet que luego se demuestra que no es cierto, insultar por contestar “en caliente”, hacerlo a posta pero que luego consiga repercusión negativa…).

Ante esa crisis, ¿qué es lo que hay que hacer? ¿dejamos el tweet? ¿lo borramos?

Primero hay que comentar que el comentario desafortunado no muere con el borrado del tweet, ya que muy posiblemente habrá decenas de capturas de pantalla del mismo. No pasa nada, puesto que lo más importante tras una crisis es la reacción ante la misma y cómo afrontarlo.

Después hay que comentar que la vida útil de un tweet continua pese a que Twitter se lee como una Cronología, y por tanto cuanto más tiempo pase desde el envío de un tweet, menos posibilidades hay de que alguien lo lea. Pero eso no quita a que alguien pueda ver un tweet enviado desde hace días, meses, años… sigo recibiendo de hecho interacciones a tweets enviados hace muchísimo tiempo.

Por las razones anteriores, soy partidario de sí, de borrar el tweet. El error ya se cometió, y borrar el tweet no tiene por qué significar que no se quiere dejar constancia para que no surja la noticia, opiniones críticas… (habrá quienes se ocupen de ello) sino que la intención es principalmente que no continúe la difusión de algo de lo que te has podido arrepentir, al menos no a través de tu propia cuenta.

La segunda fase es la reacción ante la crisis, del cual se ha escrito muchísimo, aunque resumiendo: con sentido común, cierta empatía con quien no le ha gustado el tweet, y afrontar el error se sale bien de la mayoría de meteduras de pata en tweets.

¿Qué opináis? ¿borrar el tweet sí/no?.

Los tweets siguen siendo de hasta 140 caracteres

Me pongo malo al ver tanto titular malvado diciendo que los tweets pasan a ser de 117 caracteres! así, sin poner nada más, parece que la compañía del pajarito ha reducido el espacio que nos deja para poner el texto de un tweet, cuando en realidad tiene una explicación más sencilla si dejamos de ver las cosas de mala leche y quedarnos sólo con lo negativo.

Los tweets tienen 140 caracteres. En su día si ponías un enlace que ocupase 100 caracteres, tenías otros 40 para poder poner lo que pudieras: una pequeña frase, un hashtag, puntos suspensivos… lo que cupiera. Entonces empezaron a popularizarse unas herramientas llamadas acortadores de enlaces (URL shortener) que convertían los caracteres de un enlace en algo que ocupaba mucho menos, amén de otras ventajas como posibilidades de estadísticas-tracking.

Por razones varias, entre ellas poder habilitar un sistema anti-spam y anti-malware, Twitter habilitó t.co, su propio acortador de links. Y de paso, si ponías un enlace que ocupase 100 caracteres por ejemplo, pasaba a ocupar 20 o 21. Por aquel entonces, ninguno de los medios que hoy hace un titular maligno sobre que ahora son 118 caracteres para un tweet dijo que Twitter había ampliado de 140 a, en el ejemplo de los 100 caracteres, 240. Claro que por aquel entonces no hacía falta escribir de Twitter a diario y mejor aún varias veces al día para buscar posicionamiento (bueno, esto es otra batalla), aunque los titulares no sean correctos.

La explicación del espacio que ocupa t.co es bastante sencilla. t.co es un enlace compuesto del protocolo (http:// o https:// para enlaces seguros), después el dominio t.co y la barra /, y  luego una combinación aleatoria de caracteres. Hasta la parte aleatoria, eso ocupa el mínimo de cualquier enlace: 12 caracteres (13 para los de https). Y Twitter hizo que la parte aleatoria fuera de 8 caracteres, que con las permutaciones necesarias, hace millones de combinaciones. Pero el éxito de Twitter y tantos tweets con enlace provoca que ahora esas permutaciones no sean suficientes y se precise más espacio, y eso es lo que ha hecho Twitter cambie sus sistemas y ahora la parte aleatoria ocupe 10 caracteres.

Decir que Twitter tiene ahora 118 caracteres es estúpido, pero da muchas visitas mediante el sensacionalismo. Los enlaces siempre han ocupado espacio en los tweets, primero en función del acortador, luego ya Twitter estableció su metodología. Ahora son 2 caracteres menos, pero titulares así dan la sensación que nos han quitado algo vital.