Twitter en eventos, una visión a tres bandas

La relación entre Twitter y un evento es hoy en día ya indiscutible, y quizá es porque estamos muy activos en Twitter, pero muchos ya no entendemos que en un evento, casi sea del tipo que sea, no haya Twitter, tanto su uso entre los asistentes, como para ponentes y organizadores, que son las tres bandas principales de un evento.

Para los asistentes, Twitter es un canal de comunicación entre los que asisten, se conozcan o no con antelación. Elegido un hashtag, mejor si es sugerido oficialmente, se puede seguir un evento, opinar a la vez que habla el ponente, redifundir la charla para quienes no asisten o no están del todo atentos, etc. Quizá como punto negativo, a veces estar en Twitter hace que estés menos atento a lo que realmente te están contando en el evento, pero también puede ser que consigamos más profundidad en lo que explica el ponente gracias a aquellos comentarios, links, etc. que aporta la gente.

Además, el que se distrae con Twitter en un evento, probablemente se distraería con cualquier otra cosa. Y encima sin molestar, puesto que no hace falta cuchichear ni hablar en voz baja para comunicarse e intercambiar opinión. Pero también puede ser que se moleste con los tweets, todo depende bastante de cómo lo haga el ponente, y del nivel de éste frente a los del otro lado del atril. También permite organizar espontáneamente networkings en forma de copas, comidas, cenas y todo tipo de encuentros post-evento, se rompe el hielo antes de comenzar el networking.

Para los organizadores, están dando un interesante canal de comunicación tanto a quienes asisten al evento, como los que no han podido asistir y están fuera, una nueva vía de información y participación, que ayuda a mejorar el evento, y sirve como feedback inmediato para incluso actuar en tiempo real para la solución de fallos, dar puntos de vista o aportar información adicional en pleno evento, posibilitar la entrada de preguntas, y la comunicación inmediata de conclusiones, imágenes, etc. gracias a lo que aporta el equipo de la organización, se da repercusión en tiempo real del evento, y muchas más ventajas. Como organizador, hay que saber implementarlo, qué posibilidades existen y adaptarlas para lograr el máximo rendimiento.

Lo básico en un evento para quienes organizan es elegir el hashtag con prioridad, anunciar y dar a conocer el evento con una cuenta en Twitter oficial del evento, y durante el evento hacer un seguimiento y dinamización entre asistentes, así como estar totalmente atento a todo lo que se comenta (monitorizar) para arreglar pequeños fallos, conclusiones, dinamizar… También se puede obtener información útil que sirva a los ponentes como por ejemplo preguntas. En la mayoría de casos que conozco esta parte se subcontrata, podéis con nosotros.

Y los ponentes también pueden obtener mucho partido a Twitter, tanto obteniendo información inmediata, como post-evento, preguntas y respuestas, networking, contactos, darse a conocer, profundizar en su perfil, seguir en contacto posteriormente con otros ponentes y/o asistentes, organizar la estancia en la ciudad, etc.

Todo este post viene porque existen otros posts que se preguntan si Twitter es positivo o no en conferencias y eventos o es una mera distracción, si queréis saber qué opino, tras asistir a diversos eventos sobre todo como asistente, pero también como organizador y como ponente, es que es totalmente positivo y si no existiera Twitter para eventos, sería necesaria su invención ya que enriquece totalmente el mismo, todas los puntos que tenga negativos son totalmente contrarrestables.

Deja un comentario