Archivado en 6 mayo 2010

Es hora de hacer buenas aplicaciones para Twitter

6 mayo, 2010

Por si acaso, la opinón respecto a desarrollar una twitter-app por delante: hacer una aplicación para Twitter es algo con mucho mérito, saber programación, conocer la API de Twitter, dosis de imaginación,  de diseño, de paciencia y mucho tiempo dedicado, ojalá algún día pueda cumplir estos ya de por sí meritorios requisitos.

Hasta hace relativamente poco Twitter era un sistema muy sencillo y simple, y todo el entorno de miles de aplicaciones externas que trabajaban con esta simple información facilitaban todo lo que necesitábamos utilizar más allá de la sencillez del servicio, una de las características más destacadas de Twitter hasta hace bien poco.

Pero Twitter ha cambiado totalmente su estrategia y cada día añade más y más funcionalidades a su sistema, algunas son realmente prácticas como por ejemplo la geolocalización de tweets, y otras son estéticas y a las que todavía no le veo bien el sentido por el que Twitter lo haya lanzado, como por ejemplo Blackbird Pie (habiendo quizá otras funcionalidades a las que yo le daría más prioridad).

Antes necesitábamos servicios externos para casi todo que se añadían al tweet dentro de los 140 caracteres, ahora dentro de poco tendremos “annotations” metadatos unidos a cada tweet en forma de XML y por tanto albergar contenidos o referencias a los mismos a imaginación de los desarrolladores.

No sólo lo anterior, sino que además Twitter se ha puesto manos a la obra (y a la chequera) para tener sus propios programas clientes para los principales teléfonos móviles, aparte de que van cubriendo algunas carencias y funcionalidades de Twitter que hasta la fecha no lo hacían por mantener simple el servicio.

Hacer una aplicación para Twitter, sea cual sea, para mí tiene bastante mérito y de hecho ojalá supiera. Si yo fuera desarrollador, haría aplicaciones simples para aprender, pero si el propósito es ganar algo importante con ello (y que por tanto requiere de inversión, mucho tiempo y/o dinero), haría caso a lo que nos va advirtiendo Techcrunch en varios de sus posts y descartaría aquellas aplicaciones que son símplemente para tapar ‘huecos’ que deja Twitter sin implementar, ya que los muchos cambios y mejoras que está haciendo Twitter parecen estar orientadas a dotar “de serie” soluciones a muchas carencias que echaban en falta sus usuarios o que van dando forma a lo que Twitter (la empresa) quiere hacer con Twitter (el servicio).

Blackbird Pie, función de Twitter para incrustar tweets

5 mayo, 2010

Ayer Twitter lanzó la funcionalidad de incrustar tweets en páginas HTML (Embed, como los vídeos de Youtube) siguiendo una serie de simples pasos llamada Blackbird Pie.

Realmente hasta la fecha hemos utilizado y sin problemas capturas de tweets, son más rápidas de cargar pero puede ser que por la razón que sea te convenga más, realmente no me pareció una noticia demasiado interesante y descarté publicarla ayer, pero hoy he visto un bookmarket que ayuda a reducir los pasos a seguir para completar la inserción del tweet, y si lo hacéis habitualmente usad el paso dos. Tienes como digo dos formas de hacerlo:

1) Si es ocasional, sigue los ocho pasos que vienen en el post sobre Blackbird Pie del blog Media de Twitter. Seguramente más claro en el post de TodoTwitter.

2) Si vas a hacerlo habitualmente, mejor mira el método que explican en Publitweet ya que te hará ahorrar tiempo.

Influencia en Twitter

3 mayo, 2010

A raíz de un estudio sobre Twitter llevado a cabo en Agosto con millones de datos extraídos de Twitter (lo cual le da un grado de fiabilidad), queda demostrado lo que ya nos imaginábamos: los followers en Twitter no tienen tanta importancia como parece a simple vista, y por tanto no sirven para valorar la influencia de una cuenta en Twitter. Y sin embargo, casi la mayoría de obsesión de muchos consiste precisamente en obtener más y más followers, utilizando para ello herramientas de dudosos métodos para conseguir más, siguiendo a más gente para que se les sigan, etc.

Hoy en día son más importantes otros factores, como pudiera ser la calidad de tus followers, número de listas donde apareces y quién las ha creado, e incluso factores externos, como son menciones en diferentes sites a tu perfil de Twitter o a tweets concretos, si algún seguidor tuyo es Verifed Account, etc. Y también el número de RT’s que consiguen tus tweets o tus posts, la conversación real generada con otros usuarios, etc.

Datos así en su justa medida y análisis es lo que nos daría la influencia en Twitter. ¿Eres influyente? Hay herramientas que basadas en diferentes criterios propios iguales o similares a los mencionados puntúan y te dan una orientación. Como Twitter Grader. Son seguro más fiables que el simple recuento de followers, o incluso el ratio seguidores-seguidos.

Pero como hemos dicho en su día, si estamos midiendo la influencia en Twitter a nivel personal no es demasiado importante, puesto que no tiene mucha utilidad. Otro panorama distinto y donde sí importa la influencia en Twitter es cuando hablamos de negocios o en usar Twitter como estrategia de ‘marca personal’ para progresar. La influencia en Twitter puede ser muy útil para medir resultados de las acciones concretas con la cuenta corporativa y gracias a ello mejorar.

La conclusión es que más que preocuparnos por el número de followers, deberíamos hacerlo en influir de verdad. La segunda parte sería ver cómo hacerlo. Hay quienes lo hacen con malas artes, spam, autobombo, falsas intenciones… conozco algún caso que yendo de esa manera lo han conseguido rápido, pero ciertamente no les tengo mucha estima a esos usuarios. Sí que sin embargo tengo mucha estima hacia quien va ayudando a los demás, interactuando de verdad, compartiendo enlaces interesantes…. y que no sólo consiguen influir gracias a ello, sino que además les tengo mucha admiración porque hacen una labor encomiable.